Asegurando el Segundo edificio más alto del mundo
Bosch Sistemas de Seguridad ofrece soluciones de seguridad conectadas para la torre de Shanghai

 

Proyectando una sombra de 632 metros que cruza el paisaje urbano de Shanghai, La torre de Shanghai es el más alto punto de interés de China y el segundo edificio más alto del mundo, después de Dubai Burj Khalifa. Situado en el distrito financiero de Lujiazui, la estructura fue terminada a finales del año pasado después de un proyecto de construcción de seis años. Consta de 127 pisos de uso mixto y 5 subterráneos y denominados “ciudad vertical”, la Torre de Shanghái va a tener viviendas, oficinas, entretenimiento, retail y lugares culturales como también hotel de Lujo.

El edificio también alberga la torre más alta de observación del mundo, proporcionando impresionantes vistas de la ciudad. Con una gran capacidad de albergar hasta 16.000 personas por día, proporcionando una experiencia segura y agradable para todos. Con esto en mente, el edificio fue equipado con la gama completa de vigilancia de Bosch, megafonía, sonido profesional y soluciones de intrusión.

Vigilancia inteligente a todas horas

Una característica muy particular de las soluciones de seguridad de la torre es una red de 2,100 cámaras Bosch Dinion y FlexiDome fijas de alta resolución, así como las cámaras AutoDome con movimiento por todo el edificio, que cubre una amplia gama de necesidades operativas. Gracias a la tecnología Starlight de Bosch, estas cámaras aseguran video 24/7 de alta resolución sin importar las condiciones de iluminación o movimiento de los objetos.

Las cámaras AutoDome IP también cuentan con rastreo inteligente (Intelligent Tracking) que permite al personal de seguridad de la torre realizar un rastreo automático de los objetos en movimiento por todo el edificio, en función de reglas de alarma predefinidas o con tan solo un clic. Los ajustes de la cámara son continuos y dinámicos dependiendo del movimiento ya que pueden variar dependiendo de la intensidad de la luz, fluctuaciones de la luz trasera o contraluz y luz delantera gracias a la función Intelligent Auto Exposure y a la reducción de ruido dinámico inteligente (Intelligent Dynamic Noise Reduction). Esta característica es especialmente importante para ayudar a mantener la Responsabilidad Social corporativa de la torre.

Con el fin de reducir la cantidad de energía necesaria para iluminar la torre, la fachada transparente de la torre fue construida para permitir una máxima cantidad de luz natural en la estructura, la cual está sujeta a muchas más variaciones de iluminación artificial. La cámara AUTODOME IP asegura una exposición perfecta de objetos, independientemente de la variación de la luz sino que también mantiene los requisitos de velocidad de bits y de almacenamiento a un mínimo. Gracias a su Análisis Inteligente de Video proporcionan alertas cuando es necesario y permite al personal de seguridad recuperar rápidamente los datos correctos cuando sea necesario.

150 decodificadores VIDEOJET 7000 controlados por el software de gestión de vídeo de Bosch (Bosch Video Management System) integran la solución y permiten al personal de seguridad monitorear continuamente en directo y permiten reproducir la grabación incluso en caso de una interrupción o falla. Por último, el sistema de almacenamiento de la serie Bosch 2PB DSA-E fue elegido para la grabación de video a largo plazo para asegurar la retención y fiabilidad.

Mensajes de evacuación sin interrupciones y fiable de detección de intrusos

Para una evacuación segura y rápida en caso de una emergencia, la torre está equipada con una dirección pública y el sistema de evacuación de voz Bosch Praesideo digital. Con más de 100 amplificadores y altavoces 6.000 distribuidos estratégicamente en todo el edificio, el personal de seguridad puede distribuir instrucciones de evacuación altamente inteligibles dirigidas a diferentes áreas de la torre.

Las señales de audio y control de seis salas de control están conectados a través de una red de área local dentro de la torre, formando un circuito redundante. Este significa que incluso en caso de una falla en alguna de las salas de control de la torre, los mensajes de evacuación pueden continuar difundiéndose en todo el edificio y garantizar la evacuación ordenada de los visitantes y el personal.

El Sistema de vigilancia de la torre también está conformado por los detectores de intrusión Blue Line Gen2 de Bosch y 12 conjuntos de paneles de control de intrusión DS7400Xi Bosch. Estos detectores interactúan con los sistemas de vigilancia en la torre, monitorean accesos y transmiten la señal a la BVMS (Bosch Video Management System) dentro de la sala de control, lo que significa que el personal de seguridad será alertado en caso de una intrusión permitiendo monitorear al sujeto visualmente desde la sala de control.

Una experiencia de audio mejorada

La torre de Shanghai también cuenta con un centro de conferencias de múltiples funciones, así como una sala de banquetes multifunción en el pódium de la torre. Para un mejor rendimiento de audio para eventos del centro de conferencias, los productos de Electro-Voice, una marca del grupo Bosch, también fueron elegidos.

Esto incluye altavoces 100 EVID situados estratégicamente por todo el centro para proporcionar una experiencia de audio óptima para los participantes de conferencias y eventos. Además, altavoces, EVF del tour (TG) y la precisión de la serie Contractor (CPS) de amplificadores, también fueron seleccionados micrófonos de la serie RE para proporcionar una experiencia de sonido de alta calidad para la Torre de Shanghai.